Archivo | febrero, 2013

Enlaces web a cervicales superiores y su relación con la EM

24 Feb

Hoy he colgado 4 enlaces a páginas web que a mi modo de ver explican la importancia del cuidado de las cervicales superiores y nuevas técnica de diagnóstico a partir de escaners más sofisticados que permiten ver la variación de los flujos de sangre en posición vertical frente a la horizontal.

Anuncios

La hipótesis vascular con relación al origen de la EM (Macía, H., Ph. D.)

24 Feb
De acuerdo con Embry A. (ver estupenda página web http://www.direct-ms.org), durante los últimos 160 años, se han propuesto muchos modelos para explicar la EM, pero ninguno de ellos ha dado lugar al desarrollo de un tratamiento efectivo. En los últimos 50 años, los dos modelos que han recibido mayor atención y la financiación de la investigación han sido elmodelo de infección y el modelo autoinmune. El modelo de infección propone que la EM es causada ya sea por una infección bacteriana o viral en el sistema nervioso central. Sin embargo, la falta continua de identificación de un agente infeccioso causante, a pesar de muchos estudios detallados, ha rebajado las expectativas de este modelo, por lo que ahora recibe poco apoyo.
Actualmente, el modelo de enfermedad preferido para la EM es es el de que una enfermedad autoinmune, célulamediada. En este modelo el sistema inmune llega a ser sensibilizado a partes de la mielina, debido tanto a susceptibilidad genética como a una infeción viral tal como el virus de Epstein-Barr (EBV). Se propone también que un defecto en la regulación inmune es necesaria para promover el inicio y la continuación de la autoinmunidad y que la deficiencia de vitamina D es una de las causas favorecedoras de tal disminución en la regulación inmune.
Con el tiempo, los repetidos ataques autoinmunes a la mielina, pueden finalmente causar síntomas clínicos y la EM se diagnostica, por lo general en la edad adulta temprana.
Este modelo ha sido preferido porque a lo largo de los años ha sido el que mejor ha explicado los datos disponibles para la EM, incluyendo muchos diversos estudios epidemiológicos, genéticos e inmunológicos. Además, un modelo animal experimental, llamado “encefalitis experimental autoinmune” (EAE), reproduce muchas características de la EM y por lo tanto añade más apoyo al modelo de enfermedad autoinmune. El empleo del modelo autoinmune como referencia ha provocado que las terapias desarrolladas se hayan centrado en supresión o modulación de varias partes del sistema inmune.
Sin embargo, durante los últimos 20 años, la insatisfacción con el modelo autoinmune ha crecido a medida que han aparecido nuevas observaciones que no pueden explicarse fácilmente por el mismo, se hayan acumulado.
Siguiendo con (Embry A.)Algunos de los hechos importantes que sobre los que se plantean dudas con relación al modelo autoinmune son:
1) Las actuales terapias inmunológicas tienen poco o ningún efecto sobre la progresión de la enfermedad (Esto es traducción y a mi modo de ver es matizable dado que hay fármacos que están dando buenos resultados).
2) La neurodegeneración parece ser una parte importante durante todo el desarrollo de la enfermedad, convirtiéndose en dominante en el últimas etapas.
3) Detallados estudios patológicos de lesiones recientemente desarrolladas han demostrado que la desintegración de la mielina precede a la invasión de el sistema inmune lo que indica que la acción inmune es secundaria.
4) Las lesiones de la EM son venocéntricas y a menudo se asocian con el depósito de hierro.
5) Ninguna actividad autoinmune se produce en el sistema nervioso periférico donde la mielina también está presente.
Estas observaciones no han conducido a ninguna reevaluación importante del modelo autoinmune, principalmente debido a que nadie ha sido capaz de proporcionar un mejor modelo para explicar estos hechos, mientras que los demás datos parecen apoyar el modelo autoinmune.
Hace poco más de un año la importante observación de que la mayoría de las personas con MS han sufrido un deterioro el drenaje venoso del cerebro (CCSVI) se ha convertido en un hecho ampliamente conocido. Cabe destacar que este resultado no era compatible con el modelo autoinmune, especialmente teniendo en cuenta la conclusión de que las malformaciones venosas responsables de la CCSVI preceden al proceso de la enfermedad. Estos nuevos datos, que han sido sólidamente confirmados por venografía en miles de pacientes con EM, han llevado al desarrollo de un modelo completamente nuevo para la EM.
En este modelo CCSVI, los blocajes extra-craneales venosos causarían alteración del flujo de sanguíneo en el cerebro que a su vez resulta en la ruptura de la mielina en diversas formas, incluida la privación de oxígeno (hipoperfusión). Se plantea también la hipótesis de que la alteración del flujo conduce a la deposición de hierro en las paredes de venas, produciendo la consiguiente quiebra de la barrera sangre-cerebro (hematoencefálica), la introducción de elementos nocivos en el SNC, y la consiguiente neurodegeneración. La participación inmune se ve como parte de la limpieza del proceso por un sistema inmunológico normal.

 

Es evidente que se requiere un nuevo modelo de enfermedad para explicar la MS. Este modelo debería dar respuesta tanto a los datos que habían constituido la base del modelo autoinmune, pero también debe incluir las principales observaciones relacionadas con CCSVI.

 

Esto ya es opinión mía. Observamos que la hipótesis vascular va cobrando fuerza como uno de los orígenes de la EM. Sin embargo al parecer no explicaría todos los casos y recientemente han aparecido informes contradictorios sobre este asunto que crean más confusión entre los pacientes. Con anterioridad el Dr.Noda propuso un tratamiento para la EM que ha tenido cierta difusión en sudamérica y cuyo discípulo todavía trabaja con esta terapia en España (Dr. Castillo). Aunque fuertemente criticados por compañeros de profesión ya apuntaban al origen vascular de la EM.
Bajo mi modesta opinión y desde mi ignorancia, estoy más de acuerdo con las las teorías del Dr. Schelling. Su teoría se basa en el reflujo de la sangre venosa hacia el cerebro, que él llama flujos venosos de retorno. La detención de la progresión de la EM y la mejoría de los signos y síntomas no relacionados con las lesiones es definitivamente posible mediante la restauración de la mecánica de fluidos en el cerebro. La rectificación cervical superior es una manera de hacerlo. El procedimiento de liberación es otra.Personalmente, opino que la EM es consecuencia de múltiples factores aditivos (estrés, alimentación, componente genética, antígenos,…) cuyo factor desencadenante final puede ser un trauma físico o emocional. Ello traería como consecuencia de la alteración de las estructuras de las cervicales superiores que alterarían los flujos de retorno de sangre con el cerebro. Esta circunstancia, en un entorno oxidativo, predispondría a la mayor permeabilidad de la barrera hematoencefálica a substancias o moléculas a las que en un estado normal se les vería impedido el paso con las consabidas consecuencias. En fin, es mi opinión y estoy convencido de ello. Vale la pena cuando menos investigarlo no?

 

La Esclerosis Múltiple. Visión desde un paciente “activo”

24 Feb
Hola a todas aquellas personas que tienen relación de alguna forma con la Esclerosis Múltiple (EM).
Tengo EM desde 2002 y me animo a iniciar este blog tras 11 años de búsqueda incesante sobre “el porqué de la EM”. Desde el primer momento pensé que tenía que haber respuestas a la enfermedad denominada EM que yo y otros que me han precedido prefieren llamarla desequilibrio.
Al fin creo haber encontrado alguna respuesta/s al origen de la EM que me gustaría transmitiros. Algunas de ellas las encontré en mismo, pues desde el primer momento intuí que el estilo de vida que había llevado unido a mi particular idiosincrasia tenían algo que ver con el origen de la EM (creo que el tiempo me ha dado la razón). Te animo pues en primer lugar a que hagas una visión introspectiva de ti mismo/a y analices aquellas circunstancias vitales que te han podido conducir ha este estado.
Otras causas del origen de la EM provienen de la acumulación de cierto número de factores que de forma general se dan en la mayoría de los pacientes de EM y que iré desgranando poco a poco (estrés, traumas, mala alimentación, falta de ejercicio,etc.).
Otra de las circunstancias que me dan pie a publicar mis ideas y modestos conocimientos sobre la EM es, en general, la escasa información disponible en español que he observado relativa a conocimientos y  terapias muy extendidas en el ámbito de la EM en otras lenguas, sobre todo en inglés, y que aquí empiezan a asomar. El mundo de las Terapias Complementarias y Alternativas con relación a la EM cuentan con un amplio abanico de publicaciones en inglés desde hace varios lustros, empezando a aparecer con cuentagotas publicaciones en español. La aparición de traductores de páginas web también está ayudando a la comprensión de otras experiencias y conocimientos de otras lenguas hasta hace poco más inaccesibles. Bucear en las mismas, a pesar de los riesgos que pueda suponer, junto a mis propias experiencias con diversas terapias paralelamente al empleo de parcialmente exitosas terapias convencionales, me ha permitido configurar hipótesis sobre el origen de la EM que opino que merecen la pena ser consideradas. En la página web de mi asociación AEMAR, publiqué una breve reseña de algunas de las terapias que creo tienen una buena respuesta con relación a la mejoría en el tratamiento de la EM. Recientemente se ha publicado un libro sobre alimentación y EM describiendo de forma somera algunas claves que ya han sido desarrolladas en otros países y que muchos pacientes de EM de estos países conocen de forma “más natural” y accesible.
Espero de todo corazón poder ayudaros
Hugo