Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Un modelo integrativo en la esclerosis múltiple.

18 Abr

Un modelo integrativo en la esclerosis múltiple.

(Macía, H., PhD.)

 

La primera vez que se propuso un origen vascular para la EM fue en 1863, por Edward Rindfleisch, tras apreciar vasos congestionados e inflamados en medio de cada foco de sustancia blanca dañado. Poco después Jean-Martin Charcot definió la EM como una enfermedad primariamente inflamatoria desmielinizante basada en un trastorno primario de la glía y en la que existen cambios secundarios en los vasos sanguíneos. Posteriormente y a lo largo del s. XX ha habido igualmente una serie de médicos que han incidido en esta hipótesis que, sin embargo y por desgracia ha sido sistemáticamente relegada, apostándose desde la medicina oficial por la “hipótesis autoinmune”.

Putnam (1934-1953), estudió los efectos de la obstrucción del flujo venoso en las venas cerebrales de los perros dado que observó que estos animales desarrollaban una serie de anomalías similares a la encefalitis o la esclerosis múltiple. Su comentario a este respecto fue que  “La similitud entre estas lesiones y muchos de los que se observan en los casos de esclerosis múltiple en el hombre es tan sorprendente que la conclusión parece casi inevitable que la obstrucción venular es el antecedente inmediato esencial para la formación de placas escleróticas típicos.”
Putnam y sus colegas en el departamento de neurología del Hospital de la ciudad de Boston, la Universidad de Harvard y la Universidad de Columbia continuaron investigando el daño causado al cerebro y el sistema nervioso central como resultado de la interrupción del flujo sanguíneo hasta bien entrada la década de 1950.

Posteriormente sendos doctores hispanoamericanos, el Dr.Hakim y el Dr. Noda hicieron importantes hallazgos con relación a la mejoría de la EM y su relación con la dinámica de fluídos, tratando otras patologías. En la década de los sesenta, el Dr. Hakim, neurocirujano en Bogotá (Colombia), adoptó la controvertida afirmación de que podía revertir la neurodegeneración mediante cirugía para desviar el exceso de líquido cefalorraquídeo (LCR) en el cerebro de sus pacientes mediante una derivación. Lo que le llevó a postular la teoría de la Hidrocefalia de Presión Normal (HPN) describiendo una nueva capacidad para revertir los síntomas de la “neurodegeneración”, que había sido considerado durante mucho tiempo irreversible. La HPN se identifica cuando se produce una pérdida de la marcha, del proceso cognitivo y problemas de vejiga (lo que posteriormente se denominaba la tríada de Hakim). El Dr. Hakim observó la mejoría de los pacientes en general y los que de forma añadida tenían EM cuando se desviaba el flujo de LCR.

Por su parte, fue el Dr. Fernández Noda, cirujano cardiopulmonar norteamericano afincado en Puerto Rico y de origen cubano quien a principios de la década de los 80  interviniendo de T.O.S. a un paciente que también padecía Parkinson, observó tras la operación que, al tiempo que se habían resuelto los síntomas del TO.S., había mejorado la sintomatología de esa otra enfermedad, es decir, que intentando resolver el problema de la compresión en esa zona se encontró con que se resolvía al menos parcialmente otra enfermedad: el Parkinson.

El Dr. Fernández Noda intuyó que ambas cosas -el T.O.S. y el Parkinson- parecían estar relacionadas y que tenían un nexo común, y obsesionado por esa posible relación, comenzó a investigar casos de pacientes afectados por el Parkinson y otras enfermedades del sistema nervioso central como la esclerosis múltiple (EM), la epilepsia o algunos casos de Alzheimer. Observó que la mayoría de los pacientes que padecían esos problemas tenían el síndrome compresivo de la base del cuello, lo que se conoce como Síndrome del Opérculo Torácico o T.O.S.. El Dr. Femández Noda descubrió adicionalmente que esa compresión afectaba también a la “arteria vertebral” haciendo que llegue un menor flujo de sangre al cerebro y dificultando el retorno venoso en la zona craneoencefálica, lo que podría dar origen a buena parte de los procesos degenerativos del sistema nervioso central: Parkinson, esclerosis múltiple (EM), ataxia cerebelosa, epilepsia y algunos casos de Alzheimer, entre otros. Este descubrimiento excepcional llevó a este médico a rebautizar el síndrome y es que si bien en la jerga médica este problema se conoce con múltiples denominaciones como: síndrome del escaleno, síndrome del túnel Torácico, síndrome de la angostura torácica o “robo de la subclavia”- pero, sobre todo, como Síndrome del Opérculo Torácico o T.O.S., Fernández Noda entendió que lo correcto sería llamarlo C.T.O.S. añadiendo la «C» de cerebro a la descripción del síndrome. Fue entonces cuando decidió añadir la letra «C» (Cerebellar) antecediendo al T.O.S. (C.T.O.S.) para dejar claro que el problema afectaba al riego sanguíneo del cerebro y que hace referencia a la compresión patológica de las estructuras neurovasculares que en ocasiones tienen lugar en la base del cuello.

En 1986 Franz Alfons Schelling sugirió que el reflujo venoso en el drenaje cerebral y espinal podría explicar algunas características de la EM. Este doctor planteó la hipótesis de los “flujos venosos de retorno” (“venous backjets”) de forma que  las válvulas de determinadas venas del cuello se volvían “incompetentes” tras un accidente por ejemplo y ello impediría la normal circulación del flujo sanguíneo en el cerebro y como consecuencia sobre el Líquido Cefalorraquídeo (LCR).

Recientemente el Dr. Zamboni ha resucitado la teoría de la hipótesis vascular como origen de la esclerosis múltiple. Este médico italiano observó que, en la mayoría de los pacientes de  EM se constataba lo denominó CCSVI (Insuficiencia Crónica Cerebroespinal) de forma que la mayoría de los pacientes con EM analizados se detectó una “insuficiencia venosa”. Para revertir este hecho ha propuesto intervenciones quirúrgicas  (angioplastia o colocación de “stents”) para dilatar las venas y permitir el restablecimiento del normal flujo sanguíneo. Inicialmente obtuvo buenos resultados, sin embargo con el paso del tiempo este tipo de intervención ha provocado respuestas dispares en los pacientes tratados, observándose en algunos de ellos reestenosis o regresión al estado inicial. Ello ha llevado al cuestionamiento tanto del procedimiento llevado a cabo para la corrección de esta sintomatología, como por desgracia  del diagnóstico del CCSVI., lo que está llevando a cuestionar de nuevo la “hipótesis vascular” como origen del desencadenamiento de la crisis denominada EM.

Por último, el profesor Flanagan argumenta la hipótesis de la influencia del diseño craneal en el origen de la EM en una condición que denominó CCVBP (Presión Posterior Cerebelar Crónica Venosa). Este doctor atribuye a la postura erguida y al diseño del cráneo el origen de múltiples patologías, entre ellas la EM, y postula terapias basadas en la rectificación de la columna vertebral par la corrección de estos desequilibrios (quiropráctica, terapia cráneo-sacral, yoga, etc.).

Vemos como estos médicos han coincidido en la mejoría de los síntomas de los pacientes de EM mediante la mejora en la circulación de los fluídos cerebrales (sangre y/o LCR, según los autores), aunque están íntimamente relacionados.

Los nuevos métodos de diagnóstico mediante escáner MRI vertical han permitido visualizar la alteración de flujo sanguíneo en posición vertical frente a la posición de cúbito supino, donde se observa claramente cómo varía el flujo sanguíneo en función de la posición corporal. Ello apoyaría la hipótesis de que la anormal circulación del flujo sanguíneo traería como consecuencia una mala oxigenación (anoxia) y drenaje de substancias tóxicas en el cerebro lo que conllevaría, en un ambiente oxidativo a la deposición de hierro y a la quiebra de la barrera hematoencefálica para substancias, moléculas y cuerpos que anteriormente tendrían vedada su entrada. De esta forma el ataque autoinmune sería una consecuencia y no el origen del problema inflamatorio, que tendría una clara componente vascular. Ello no obstante a mi juicio, no sería más que el detonante de un estado larvado provocado por la acumulación de una serie de factores (estrés, mala alimentación, falta de ejercicio, genética, factores infecciosos) que se coinciden en mayor o menor medida en la mayoría de los pacientes. En el enlace www.ccsvi.org puedes encontrar una relación de eventos más detallada.

Detectado, de acuerdo con estos doctores, uno de los problemas clave de la EM que es la anormal circulación de fluídos hacia y desde el cerebro (sangre y LCR), el problema estriba en conocer el origen de esta anormalidad. Una de las hipótesis, avalada por los resultados positivos con tratamientos rectificadores de la columna vertebral (Elster, E.) es que los traumas físicos y/o emocionales pueden a la postre originar subluxaciones vertebrales provocando esa alteración del intercambio de flujo de fluídos hacia y desde el cerebro lo que a lo largo del tiempo iría provocando las consabidas consecuencias. Gran número de pacientes de EM han sufrido un trauma físico (accidente de coche, golpe en la cabeza o caída) incluso años atrás que puede haber provocado subluxaciones vertebrales. También se postulan otros factores como los víricos o el estrés en la época adolescente como debilitantes de las estructuras venosas. Por otro lado también se está barajando (Dr. Zamboni) el origen congénito de la insuficiencia venosa crónica (CCSVI) como origen de la EM. En ambos casos sí coexistirían una serie de factores comunes aditivos (factores genéticos y medioambientales) que predispondrían a los pacientes a padecer EM.

Independientemente de las soluciones que se den desde el punto de vista médico, parece clara que en la etiología de la EM se da una anormal circulación de los fluídos corporales en el cerebro (sangre y LCR) que junto a otros factores apuntados en esta y en páginas anteriores (genéticos y medioamientales apuntados) actuarían de forma sinérgica y contribuirían en su conjunto al desencadenamiento de la EM. No está claro, no obstante si la obstrucción de estos fluídos (sangre y/o LCR) es congénita o ha sido adquirida (trauma físico, virus). Es posible que ambas circunstancias sean posibles en la etiología de la EM.

La hipótesis infecciosa no obstante sigue siendo una de las hipótesis que también ha estado presente desde el inicio para explicar el modelo de la enfermedad. Se han postulado numerosos microorganismos para explicar el factor infeccioso de la esclerosis múltiple. Entre ellos caben destacar de acuerdo con la literatura diferentes virus del tipo herpes, situándose entre los más citados el EBV (HHV 4), aunque también se han citado el HHV 7, y entre las bacterias la Chlamydophyla pneumoniae, etc. Sin embargo la revolucionaria teoría del”Par Biomagnético” del Dr Goiz vendría de alguna forma a cambiar el esquema de pensamiento con relación al rol de los microorganismos en la mayoría de las enfermedades y de la EM en particular, dando preponderancia a la alteración del medio en 2 polos del organismo con las mismas características bionergéticas que propiciarían la instauración de pares de patógenos que actuarían en biorresonancia. En el caso de la esclerosis múltiple el Dr Goiz identificó el citomegalovirus (otro tipo de herpes virus causante de la mononucleosis además del EBV) que actuaría en biorresonancia con diversas bacterias, entre las que se citan, de acuerdo con el Par Biomagnético Staphyloccoccus aureus y Treponema pallidum, entre otras).

De esta forma la hipótesis infecciosa y la hipótesis vascular serían compatibles, dado que la alteración del medio (del pH del organismo) favorecería a posteriori la activación de estos pares. El citomegalovirus, situado en el par OJO-OJO sería junto a las bacterias con las que actuaría en biorresonancia los causantes a posteriori de los perniciosos campo biomagnéticos establecidos entre estos patógenos con las consabidas consecuencias variables en función de cada paciente (neuritis óptca, cansancio, desequilibrio, nistagmo, etc,.).

Por su parte ello es a su vez compatible con la hipótesis autoinmune dado que resulta claro que determinadas células del sistema inmune linfocitos T CD 4+ en un sistema nervioso desequilibrado (estresores) y con unas membranas permeabilizadas intestino, endotelio y BHE) que han permitido el paso de substancias que anteriormente tenían vedado su paso. Ya en 1979, fueron descritos diferentes linajes de células T en base a sus diferencias en la producción de citoquinas a lo largo de su proceso de diferenciación7,La respuesta Th1 está relacionada con la reacción proinflamatoria, mientras que la respuesta Th2 tiene una función moduladora y protectora frente a la enfermedad, por lo que también se habla de su función antiinflamatoria. En el caso de la pared intestinal por ejemplo su permeabilización entre otras causas por la proliferación de la cándida a un estado de hifa, perfora la pared intestinal y permitiría el paso de péptidos bacterianos que se acomplejarían en el sistema nervioso constituyendo alike mielina. En un estado alterado y con aumento de la presencia de citoquinas proinflamatorias y de las defensas lo que conllevaría al ataque de estas a la mielina. La cuestión es si el ataque se produce sobre una mielina deteriorada que es preciso eliminar o como se proponía hasta ahora hay que disminuir las defensas para evitar el daño a la mielina. Los postulados del Dr.Bihari sobre el efecto de la LDN en la producción de endorfinas y de su discípulo el Dr. Lawrence (LDN) y en general de la medicina alternativa, se inclinan a la potenciación del sistema defensivo para reequilibrar las defensas al alza. La medicina oficial tiende por el contrario a una bajada generalizada. Puede que la clave estribe en eso mismo, en tener un sistema inmunitario equilibrado donde las citoquinas proinfamtotias y antiinflamatorias estén equilibradas en un reflejo del propio estado de hoeostasis que un organismo sano debe poseer.

Observamos entonces como la hipótesis autoinmune, la vascular y la infecciosa sería compatibles en un modelo holístico de la enfermedad donde intervienen múltiples causas y en las que sobre la base de personas con determinados antecedentes (predisposición genética, infección aguda preadolescente, factores geográficos y sociales) con la presencia de irresueltos problemas psicológicos y en un estado de contínua tensión (estresores), predispondrían a la activación de los patógenos propios de los pares de la EM y el estallido de la crisis y el característico deterioro de la mielina que sería el resultado final de un proceso larvado a lo largo de los años.

Hugo Macía

Enlaces internet:

http://www.upright-health.com/mslesions.html

http://uprightdoctor.wordpress.com/uc-subluxations/

http://www.fonar.com/news/110211.htm
http://www.ccsvi.org
http://www.upcspine.org

http://www.lowdosenaltrexone.org/

Biblografía:

– EL PAR BIOMAGNÉTICO 1992 (Dr. Isaac Goiz Durán. Oxford International University, Grado de “Doctor of Philosophy in Bioenergetic Medicine” el 2 de septiembre de 1999).ght posture: the anatomical causes of Alzheimer´s, Parkinson´s and Multiple Sclerosis (Flanagan, M.).

-Mosmann TR, Coffman RL. TH1 and TH2 cells: different patterns of lympho-kine secretion lead to different functional properties. Annual Rev Immunol 1979; 7: 145-173.

– El papel de las células Th-17 en la esclerosis multiple Jaime Ramos-Cejudo1, Celia Oreja-Guevara21Unidad de Investigación. Servicio de Neurología. 2Unidad de Neuroinmunología Clínica y Esclerosis Múltiple.Servicio de Neurología. Hospital Universitario La Paz. Madrid.

– The down side of upright posture: the anatomical causes of Alzheimer´s, Parkinson´s and Multiple Sclerosis (Flanagan, M.).

La hipótesis postural y la esclerosis múltiple

12 Ene

“La hipótesis postural con relación al origen de la esclerosis múltiple”.

 (Macía, H., Ph. D.)

1.- Posturología

La Posturología es el estudio del sistema postural y de los sensores utilizados para informar a tu sistema nervioso central sobre los desequilibrios en la postura.

La Posturología, es una técnica multidisciplinar basada en la ciencia desarrollada en Francia hace casi 25 años (Bricot, Bourdiol, etc). Se trata de una innovadora aproximación a la ciencia médica, que parte de la necesidad de diagnosticar y tratar determinadas condiciones en estados iniciales, así como desarrollar un tratamiento capaz de evaluar el sistema postural como un todo. El Dr. Bricot, junto con un equipo de médicos y científicos, desarrolló un método no invasivo de cura y reprogramación postural con un revolucionario enfoque.

Basada en recientes hallazgos neurocientíficos, se conoce que no sólo el oido interno sino que también los ojos, los pies y la mandíbula nos posicionan correctamente en el espacio, dándonos la propia conciencia espacial y el equilibrio. La posturología pone el foco en la sintonización de los cuatro receptores sensoriales clave en la recalibración de la postura individual: los ojos, los pies, la mandíbula y la piel.

Mientras que la mayoría de las terapias clásicas se concentran en el sistema músculo-esquelético, la Posturología se centra en la forma en la que el cerebro se comunica con el sistema músculo-esquelético. De esta forma, la Posturología nos permite tratar al cuerpo como un todo, permitiendo cambiar los patrones motores defectuosos, proveyendo de resultados de forma inmediata y cambios permanentes con sus clientes.

La posturología se dirige a las causas y no a los síntomas del problema, restaurando el movimiento funcional, proveyendo tanto resultados inmediatos como a largo plazo.

Durante el tratamiento puede serle prescrito al paciente plantillas especiales (posturales o propioceptivas (no ortéticas), magnetos, gotas oculares y ejercicios especiales.

Los sistemas sensoriales proveen información al s istema mente-cuerpo teniendo en cuenta su propio estado así como el de alrededor. Esta información es transferida desde los receptores sensoriales al sistema nervioso central vía aferente (nervios sensoriales). A nivel sensorial, el pie es ejemplificado como un “exteroreceptor” (planta del pie) y como “propioceptor” (compuesto de músculos, juntas y tendones). Durante la valoración se examinará la función del pie y sus receptores y se realizará un análisis postural global.

 

2.- La Posturología y la esclerosis múltiple (EM):

 En el reino Unido se ha propuesto un ensayo clínico para evaluar la influencia de las plantillas posturales en el tratamiento de la EM. En un ensayo previo dió resultados parcialmente positivos.

Cuando la curva ideal cuello se pierde o se invierte (cifosis cervical) – generalmente a través de trauma, se producen cambios celulares dentro de la médula espinal.

Un estudio de 2005 en la revista Spine, encontró que: “cifosis progresiva de la columna cervical en resultó en la desmielinización de las fibras nerviosas”, y que estos cambios se asociaron con cambios vasculares en la médula espinal. Hay que hacer constar que este estudio se realizó con aves si bien según los autores las aves, al igual que los seres humanos son bípedos y tratan de mantener su cabeza en paralelo al suelo y por otro lado el sistema vascular de la espina dorsal de las aves es muy similar al de los seres humanos.

En este estudio, se encontró una correlación significativa entre el ángulo de la cifosis (cuánto se invirtió la curva del cuello) y la cantidad de aplanamiento de la médula espinal. El mayor punto de compresión se encontró que era en el vértice de la curva (que se observa más comúnmente en rayos x para aproximadamente C4-6).

La progresión de la desmielinización parece progresar de la siguiente manera:

– El trauma conduce a invertir la curva del cuello.

– La compresión de la médula espinal en el ápice degrada la arteria espinal anterior.

– La angiografía revela reducción del flujo sanguíneo a la médula espinal anterior.

– La reducción del flujo sanguíneo conduce a la desmielinización de las fibras nerviosas en la médula espinal anterior.

– Se produce pérdida de control de motores en la EM
Los autores encontraron que “no había desmielinización grave en el funículo anterior … que controla la postura y el tono muscular . ”
La conclusión del estudio fue que una alteración de la curva del cuello (una deformidad cifótica) dio lugar a la desmielinización de la materia blanca comprimida y afectó a la parte delantera de la médula espinal (suministrada por la arteria espinal anterior), que controla el movimiento. A medida que continuaba la compresión, también lo hicieron las zonas afectadas en la médula espinal.

3.- Opinión personal:

En octubre de 2013 comencé “motu propio”, como la mayoría de las terapias complementarias/alternativas que he venido ensayando en mi lucha contra mi EM, el tratamiento con plantillas posturales. Había oído a una amiga sobre la positiva influencia de este tratamiento sobre el equilibrio por problemas de oído de un paciente cercano e intuí que dado que tenemos un problema de equilibrio funcional podría ser positiva su acción para el tratamiento de la EM……y acerté… Desde el primer momento sentí la positiva acción de las plantillas sobre mi organismo y como este poco a poco trataba de rectificar la postura notando progresivamente cambios que iban de abajo arriba y que se han ido aumentando a lo largo de los meses. A lo largo de estos últimos 14 meses, he logrado remuscular algunas estructuras que estaban con mayor o menor grado de atrofia y funcionalidad y recuperado poco a poco el movimento de algunos de ellos. Esto ya es un hito pues se suponía poco menos que irrecuperables porque según la opinión de algunos médicos y dado que mi mielina estaba dañada, ello inducía la atrofia muscular. He demostrado en mis “propias carnes” y nunca mejor dicho que esto no es así y que aún con un elevado grado de discapacidad y de daño en la mielina, mi cuerpo (tengo una cicatriz en la médula a nivel de la C7 que ocupa todo el canal medular) vía rectificación postural ha sido capaz de restaurar al menos parcialmente de momento, el movimiento de músculos que estaban atrofiados o con muy poco movimiento desde 2007. Mi hipótesis es que el hecho de tener esa cicatriz medular no me había impedido correr en el inicio de la enfermedad varios km y a pesar de un fuerte par de brotes tampco había sido tan grande mi deterioro neuronal para explicar el progresivo aumento de la discapacidad. De hecho, desde 2007 prácticamente no he tenido brotes, sin embargo literalmente mi cuerpo estaba hecho un “ocho” (cuello y ombligos desplazados, columna desviada, cadera y pecho izdos. Adelantados), vamos, no sé ni como me tenía en pie, y es que el cuerpo estaba completamente torsionado a consecuencia del “nudo gordiano” situado en la C2. Si bien el ajuste quiropráctico había logrado eliminar el bloqueo, la desestructuración que se produjo a lo largo de los últimos años en mi cuerpo había sido muy intensa y era precisa alguna otra actuación para restablecer el equilibrio postural….y apareció la “Posturología”, otra increíble terapia alternativa que estoy seguro que se impondrá en los últimos años en el tratamiento de la esclerosis múltiple entre otras patologías posturales.
Teniendo en cuenta esta premisa y la para mí demostrada bibliografía que numerosos investigadores/médicos han expuesto (ver página sobre “La hipótesis vascular de este blog) sobre la influencia de una alteración del flujo venoso en el cerebro como uno de los desencadenantes de la EM y mi experiencia personal como paciente con relación a este aspecto, en mi opinión la Posturología se revela como una terapia que podría ayudar a la recuperación del equilibrio postural global del individuo así como y a la restauración de los numerosos desajustes tanto músculo-esqueléticos como vasculares que de acuerdo a lo anteriormente expuesto y junto a otros factores (genéticos ambientales y conductuales) puedan dar lugar a la patología de la esclerosis múltiple.

El escáner vertical UPRIGHT MRI permite visualizar las alteraciones en el flujo vascular que se producen en posición erguida, frente a la posición de cúbito supino habitual en los escáneres convencionales donde al reacondicionarse las vértebras permite la restauración, al menos parcial, de ese flujo. Deshacer el presumible aplastamiento venoso a consecuencia de la desalineación vertebral mediante técnicas no invasivas como ésta junto a la quiropráctica u otras, presumo en base a mi experiencia y a la bibliografía consultada que puede constituir una terapia de gran efectividad en tratamiento de la EM frente a técnicas quirúrgicas como la colocación de stents o angioplastias cuyos controvertidos resultados pueden relegar de nuevo la “Hipótesis Vascular”. A mi modo de ver y como expongo en en este blog,  la “Hipótesis vascular se situaría no en el origen sino que sería consecuencia de la desalineación de la columna vertebral en las cervicales superiores y que explicaría gran número de casos de EM. Quedarían por explicar cierto número de casos de pacientes que relatan cierta debilidad muscular ya desde su más tierna infancia, y que en principio no se explicarían con esta hipótesis, salvo que el trauma se produjera en el propio parto, hecho traumático ya en si mismo y que unido a factores genéticos podría explicar estos casos junto a otra serie de circunstancias (estrés, alimentación, factores ambientales..).

La rectificación postural llevada a cabo mediantes las mencionadas terapias permitiría restablecer además de forma adecuada el flujo venoso, lo que tendría efectos sobre la sintomatología de la EM. La Quiropráctica y la Posturología a mi modo de ver y bajo mi experiencia no están reñidas pues ambas actúan con diferentes aproximaciones sobre un mismo problema. La Quiropráctica sería un enfoque “top-down”, es decir, de arriba abajo, centrándose en las cervicales superiores donde en gran número de pacientes se sitúa el “bloqueo físico y energético” por desplazamiento (subluxación) de una o más vertebras vértebra. Ello a la larga llevaría a la desestructuración postural con todo que ello implica sobre el aparato locomotor y las consabidas consecuencias en la EM. Es por ello que presumo y postulo como hipótesis la conveniencia de tratar primero de desbloquear el sistema (quiropráctica, osteopatia, etc.) y luego reconducir la postura. Cabe la duda si vía únicamente la reprogramación postural es posible deshacer el bloqueo tanto físico como energético aunque en base a mi experiencia, la acción sinérgica de ambas terapias presumo que puede acelerar el proceso.

La rectificación de la postura y su influencia, entre otras funciones, sobre la restauración del flujo sanguíneo puede ser una terapia muy favorable en el tratamiento de la EM. Todo ello ha de enmarcarse en un modelo global de la enfermedad que incorporaría otros factores que pueden desencadenar a crisis como son hábitos de vida inadecuados (estrés, alimentación inadecuada, falta de ejercicio, falta de vit D, etc.) y que expongo en el blog. Hace falta más investigación al respecto sobre este tipo de terapias no invasivas y que son más compatibles con la propia naturaleza del cuerpo humano.

Yo no tengo duda alguna sobre su muy positiva influencia sobre la rectificación de mi postura y los efectos que está teniendo sobre mi EM en cuanto a ganancia de equlibrio, funciones y masa muscular. Tras 14 meses con revisiones trimestrales el tratamiento continúa…

 

4.- Bibliografía y fuentes consultadas: 

Enlaces a pág. web:

http://posturologyblog.com/

http://www.fonar.com/news/100511.htm

Artículos:

Plantillas posturales propioceptivas (Ignasi Beltrán). Revista IPP,Año 1, Número 2 │ Marzo-Abril 2008 │ ISSN 1988-8198: http://www.ub.edu/revistaipp/hemeroteca/2_2008/beltran_n2.pdf

Study test weather vibrating insoles improve MS balance (17/12/14) http://www.ms-uk.org/technology

Do Textured Insoles Affect Postural Control and Spatiotemporal Parameters of Gait and Plantar Sensation in People With Multiple Sclerosis? Kalron A, Pasitselsky D, Greenberg-Abrahami M, Achiron A .Copyright © 2014 American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation. Published by Elsevier Inc. All rights reserved.

Spinal kyphosis causes demielynation and neuronal loss in the spinal cord: A new model of kyphotic defomity. Spine (Vol 30; november 1, 2005, pp 2388-2392.

The Possible Role of Cranio-Cervical Trauma and Abnormal CSF Hydrodynamics in the Genesis of Multiple Sclerosis. (Damadian, R.V. y Chou D.), Physiol. Chem. Phys. & Med. NMR (20 September 2011) 41: 1–17.

 

Enlaces web a cervicales superiores y su relación con la EM

24 Feb

Hoy he colgado 4 enlaces a páginas web que a mi modo de ver explican la importancia del cuidado de las cervicales superiores y nuevas técnica de diagnóstico a partir de escaners más sofisticados que permiten ver la variación de los flujos de sangre en posición vertical frente a la horizontal.

La hipótesis vascular con relación al origen de la EM (Macía, H., Ph. D.)

24 Feb
De acuerdo con Embry A. (ver estupenda página web http://www.direct-ms.org), durante los últimos 160 años, se han propuesto muchos modelos para explicar la EM, pero ninguno de ellos ha dado lugar al desarrollo de un tratamiento efectivo. En los últimos 50 años, los dos modelos que han recibido mayor atención y la financiación de la investigación han sido elmodelo de infección y el modelo autoinmune. El modelo de infección propone que la EM es causada ya sea por una infección bacteriana o viral en el sistema nervioso central. Sin embargo, la falta continua de identificación de un agente infeccioso causante, a pesar de muchos estudios detallados, ha rebajado las expectativas de este modelo, por lo que ahora recibe poco apoyo.
Actualmente, el modelo de enfermedad preferido para la EM es es el de que una enfermedad autoinmune, célulamediada. En este modelo el sistema inmune llega a ser sensibilizado a partes de la mielina, debido tanto a susceptibilidad genética como a una infeción viral tal como el virus de Epstein-Barr (EBV). Se propone también que un defecto en la regulación inmune es necesaria para promover el inicio y la continuación de la autoinmunidad y que la deficiencia de vitamina D es una de las causas favorecedoras de tal disminución en la regulación inmune.
Con el tiempo, los repetidos ataques autoinmunes a la mielina, pueden finalmente causar síntomas clínicos y la EM se diagnostica, por lo general en la edad adulta temprana.
Este modelo ha sido preferido porque a lo largo de los años ha sido el que mejor ha explicado los datos disponibles para la EM, incluyendo muchos diversos estudios epidemiológicos, genéticos e inmunológicos. Además, un modelo animal experimental, llamado “encefalitis experimental autoinmune” (EAE), reproduce muchas características de la EM y por lo tanto añade más apoyo al modelo de enfermedad autoinmune. El empleo del modelo autoinmune como referencia ha provocado que las terapias desarrolladas se hayan centrado en supresión o modulación de varias partes del sistema inmune.
Sin embargo, durante los últimos 20 años, la insatisfacción con el modelo autoinmune ha crecido a medida que han aparecido nuevas observaciones que no pueden explicarse fácilmente por el mismo, se hayan acumulado.
Siguiendo con (Embry A.)Algunos de los hechos importantes que sobre los que se plantean dudas con relación al modelo autoinmune son:
1) Las actuales terapias inmunológicas tienen poco o ningún efecto sobre la progresión de la enfermedad (Esto es traducción y a mi modo de ver es matizable dado que hay fármacos que están dando buenos resultados).
2) La neurodegeneración parece ser una parte importante durante todo el desarrollo de la enfermedad, convirtiéndose en dominante en el últimas etapas.
3) Detallados estudios patológicos de lesiones recientemente desarrolladas han demostrado que la desintegración de la mielina precede a la invasión de el sistema inmune lo que indica que la acción inmune es secundaria.
4) Las lesiones de la EM son venocéntricas y a menudo se asocian con el depósito de hierro.
5) Ninguna actividad autoinmune se produce en el sistema nervioso periférico donde la mielina también está presente.
Estas observaciones no han conducido a ninguna reevaluación importante del modelo autoinmune, principalmente debido a que nadie ha sido capaz de proporcionar un mejor modelo para explicar estos hechos, mientras que los demás datos parecen apoyar el modelo autoinmune.
Hace poco más de un año la importante observación de que la mayoría de las personas con MS han sufrido un deterioro el drenaje venoso del cerebro (CCSVI) se ha convertido en un hecho ampliamente conocido. Cabe destacar que este resultado no era compatible con el modelo autoinmune, especialmente teniendo en cuenta la conclusión de que las malformaciones venosas responsables de la CCSVI preceden al proceso de la enfermedad. Estos nuevos datos, que han sido sólidamente confirmados por venografía en miles de pacientes con EM, han llevado al desarrollo de un modelo completamente nuevo para la EM.
En este modelo CCSVI, los blocajes extra-craneales venosos causarían alteración del flujo de sanguíneo en el cerebro que a su vez resulta en la ruptura de la mielina en diversas formas, incluida la privación de oxígeno (hipoperfusión). Se plantea también la hipótesis de que la alteración del flujo conduce a la deposición de hierro en las paredes de venas, produciendo la consiguiente quiebra de la barrera sangre-cerebro (hematoencefálica), la introducción de elementos nocivos en el SNC, y la consiguiente neurodegeneración. La participación inmune se ve como parte de la limpieza del proceso por un sistema inmunológico normal.

 

Es evidente que se requiere un nuevo modelo de enfermedad para explicar la MS. Este modelo debería dar respuesta tanto a los datos que habían constituido la base del modelo autoinmune, pero también debe incluir las principales observaciones relacionadas con CCSVI.

 

Esto ya es opinión mía. Observamos que la hipótesis vascular va cobrando fuerza como uno de los orígenes de la EM. Sin embargo al parecer no explicaría todos los casos y recientemente han aparecido informes contradictorios sobre este asunto que crean más confusión entre los pacientes. Con anterioridad el Dr.Noda propuso un tratamiento para la EM que ha tenido cierta difusión en sudamérica y cuyo discípulo todavía trabaja con esta terapia en España (Dr. Castillo). Aunque fuertemente criticados por compañeros de profesión ya apuntaban al origen vascular de la EM.
Bajo mi modesta opinión y desde mi ignorancia, estoy más de acuerdo con las las teorías del Dr. Schelling. Su teoría se basa en el reflujo de la sangre venosa hacia el cerebro, que él llama flujos venosos de retorno. La detención de la progresión de la EM y la mejoría de los signos y síntomas no relacionados con las lesiones es definitivamente posible mediante la restauración de la mecánica de fluidos en el cerebro. La rectificación cervical superior es una manera de hacerlo. El procedimiento de liberación es otra.Personalmente, opino que la EM es consecuencia de múltiples factores aditivos (estrés, alimentación, componente genética, antígenos,…) cuyo factor desencadenante final puede ser un trauma físico o emocional. Ello traería como consecuencia de la alteración de las estructuras de las cervicales superiores que alterarían los flujos de retorno de sangre con el cerebro. Esta circunstancia, en un entorno oxidativo, predispondría a la mayor permeabilidad de la barrera hematoencefálica a substancias o moléculas a las que en un estado normal se les vería impedido el paso con las consabidas consecuencias. En fin, es mi opinión y estoy convencido de ello. Vale la pena cuando menos investigarlo no?

 

La Esclerosis Múltiple. Visión desde un paciente “activo”

24 Feb
Hola a todas aquellas personas que tienen relación de alguna forma con la Esclerosis Múltiple (EM).
Tengo EM desde 2002 y me animo a iniciar este blog tras 11 años de búsqueda incesante sobre “el porqué de la EM”. Desde el primer momento pensé que tenía que haber respuestas a la enfermedad denominada EM que yo y otros que me han precedido prefieren llamarla desequilibrio.
Al fin creo haber encontrado alguna respuesta/s al origen de la EM que me gustaría transmitiros. Algunas de ellas las encontré en mismo, pues desde el primer momento intuí que el estilo de vida que había llevado unido a mi particular idiosincrasia tenían algo que ver con el origen de la EM (creo que el tiempo me ha dado la razón). Te animo pues en primer lugar a que hagas una visión introspectiva de ti mismo/a y analices aquellas circunstancias vitales que te han podido conducir ha este estado.
Otras causas del origen de la EM provienen de la acumulación de cierto número de factores que de forma general se dan en la mayoría de los pacientes de EM y que iré desgranando poco a poco (estrés, traumas, mala alimentación, falta de ejercicio,etc.).
Otra de las circunstancias que me dan pie a publicar mis ideas y modestos conocimientos sobre la EM es, en general, la escasa información disponible en español que he observado relativa a conocimientos y  terapias muy extendidas en el ámbito de la EM en otras lenguas, sobre todo en inglés, y que aquí empiezan a asomar. El mundo de las Terapias Complementarias y Alternativas con relación a la EM cuentan con un amplio abanico de publicaciones en inglés desde hace varios lustros, empezando a aparecer con cuentagotas publicaciones en español. La aparición de traductores de páginas web también está ayudando a la comprensión de otras experiencias y conocimientos de otras lenguas hasta hace poco más inaccesibles. Bucear en las mismas, a pesar de los riesgos que pueda suponer, junto a mis propias experiencias con diversas terapias paralelamente al empleo de parcialmente exitosas terapias convencionales, me ha permitido configurar hipótesis sobre el origen de la EM que opino que merecen la pena ser consideradas. En la página web de mi asociación AEMAR, publiqué una breve reseña de algunas de las terapias que creo tienen una buena respuesta con relación a la mejoría en el tratamiento de la EM. Recientemente se ha publicado un libro sobre alimentación y EM describiendo de forma somera algunas claves que ya han sido desarrolladas en otros países y que muchos pacientes de EM de estos países conocen de forma “más natural” y accesible.
Espero de todo corazón poder ayudaros
Hugo